blog de mundobebe.com

Olvidó su contraseña?

31 de Julio de 2013

Los hijos y el concepto de justicia

  • 1
  • 3070
  • 2

Los hijos y la justicia


Los hijos y el concepto de justicia


Se acerca el Día del Niño y quienes tenemos varios hijos, más allá de ocuparnos de elegir un regalo adecuado a cada edad solemos tener una preocupación adicional: ser justos. Tratamos de invertir una cantidad de dinero similar en cada obsequio, o compensar un regalo más importante a nuestro hijo mayor con varios detalles para el pequeño, etc. Pero por supuesto, por más esfuerzo que hagamos, nada nos libra de escuchar alguna vez: “-A él le compraste más, no es justo”. (Si no lo escuchaste todavía, es probable que tus hijos aún no sepan hablar). Este tipo de reclamo no se da exclusivamente referido a los regalos sino a cada aspecto de la vida cotidiana:  ¿Por qué él puede salir y yo no?; ¿Porqué tiene un celular mejor que el mío? ¿Porqué puede tener computadora en su cuarto? ¿Ella invitó tres amigas y yo sólo puedo invitar dos? ¡Es injusto!

La capacidad de queja de los chicos es casi ilimitada y muchas veces llega a confundirnos. Uno de los temas en el que creo que estamos equivocados (y yo misma me he encontrado cometiendo este error) es en equiparar la palabra justicia con igualdad.

Pensamos que no debemos hacer diferencias y por convicción o por cansancio, e independientemente de nuestras posibilidades, tratamos de comprarles a todos lo mismo, dedicarles la misma cantidad de tiempo, hacemos  malabares para ir a buscar a uno a la escuela si el día anterior fuimos a buscar al otro, llevarlos al cine, equiparar la compra de unos championes nuevos con una campera, etc. Confundirse es fácil porque ellos lo manifiestan muy convencidos y las palabras calan hondo. Pero quiero que lo sepas: que lo digan fuerte, alto, con gritos, con portazos o con una tasa de repetición altísima, no lo hace más cierto. El concepto de justicia tiene su origen en el término latino iustitĭa y permite denominar a la virtud cardinal que supone la inclinación a otorgar a cada uno aquello que le pertenece o le concierne. Pero, también se deriva del latín antiguo ious, relacionado con el indio antiguo iouos, cuyo significado es salvar o sanar. 

La justicia es un valor determinado por la sociedad, que nació de la necesidad de mantener la armonía entre sus integrantes.

En nuestra caso, impartir justicia implica la armonía del hogar, pero sobre todo, el que cada uno de sus integrantes pueda desarrollarse plenamente. Nuestros hijos son diferentes, cada uno tiene sus cualidades y particularidades y por lo tanto, también otras necesidades. Y también (aún siendo mellizos) se encuentran en etapas de desarrollo y madurez distintas. Uno puede necesitar ayuda con los deberes y otro a establecer vínculos sociales. Uno puede necesitar más demostraciones de cariño y afecto, y otro más libertad. Nuestro trabajo es ayudarlos a sacar provecho de sus talentos  y superar sus dificultades.

Y eso implica darles cosas diferentes, también cuando se trata de hacerles un regalo.

Claro que no es fácil, porque dar a todos lo mismo nos exime de pensar, de mirar atentamente a cada para percibir sus fortalezas así como sus carencias y puntos débiles, pero ser buenos padres no es darle a todos los hijos lo mismo, sino a cada uno lo que necesita. Aunque en el camino tengamos que escuchar una y mil veces: ¡Esto no es justo!

Publicado originalmente como Editorial en Revista Ser Familia de julio 2013. 

Por Raquel Oberlander

Mamá, Lic. en comunicación y Fundadora del blog.

Seguí en a @raquelober

 Agregar Comentario

  • Obtener una nueva imagen
  •  
 Comentarios
  • toca la cuca

    Marzo 12, 2016 15:39

    noo sirve pa naaa a

 destacados
 autores