blog de mundobebe.com

Olvidó su contraseña?

19 de Mayo de 2013

Libro: Capacitación emocional para la familia

  • 1
  • 10295
  • 0


Cuando pensaba que conocía a todos los referentes de la región en materia de educación y crianza, llegó a mis manos -por gentileza de la editorial Random House- el segundo libro de la Licenciada en psicología Maritchú Seitún: “Capacitación emocional para la familia. Cómo entender y acompañar lo que sienten nuestros hijos.” Y descubrí un interesantísimo enfoque acerca de la crianza que tiene que ver justamente con la educación emocional; un aspecto tan relevante para nuestras vidas y que hasta hace muy poco tiempo se ejercía de manera inconsciente, a través de los vínculos y relaciones que con mucho o poco sentido común establecíamos con nuestros hijos.

Sin embargo en los últimos años los estudios,  investigaciones y prácticas clínicas en esta área, permitieron proponer a los padres herramientas que permiten hacerlo de manera más consciente y sobre todo efectiva para el desarrollo saludable de los chicos. Aunque por supuesto, para poder hacerlo, debemos primero capacitarnos emocionalmente nosotros mismos porque como dice la autora: ¿puedo pensar a mi hijo feliz y en armonía consigo mismo y con su entorno si yo como padre no me siento así? Creo que no.

Una de las claves que propone Seitún para lograr esta capacitación es integrar todos los aspectos de nuestra personalidad, porque “cuando los seres humanos intentamos hacer desaparecer los aspectos oscuros de nuestra personalidad, los que creemos negativos, con ellos, irremediablemente, se van los luminosos, los positivos.” En el caso de los chicos, se trata de ayudarlos a que no quede energía atorada, reprimida, negada y también a integrar los dos hemisferios cerebrales, el derecho emocional, intuitivo y creativo y el izquierdo racional y lógico. Para ello los padres tenemos que tener la capacidad de entender sus señales y evitar lo que llama Daltonismo emocional que es la incapacidad de reconocer algunas señales de nuestros hijos como pedidos de atención y cuidados. Cuando percibimos esas conductas como acciones que realizan para molestar, porque son malcriados o fastidiosos, nos perdemos la oportunidad de atender a la verdadera emoción que sucumbe debajo de esa conducta, y la posibilidad de enseñarle a reconocerla y procesarla.  

Muchas veces por supuesto esto resulta complejo, porque estamos cansados, estresados o porque al no haber procesado adecuadamente nuestras propias emociones, nos es imposible registrarlas en nuestros hijos. Pero se trata de conocer, aprender y hacerlo simplemente un poquito mejor, aceptando también que ni nosotros ni nuestros hijos seremos perfectos.

El libro contiene infinidad de ejemplos concretos con los que cualquier papá o mamá va a sentirse identificado: chicos que no prestan los juguetes, que no quieren quedarse en el jardín de infantes, que no quieren saludar a familiares o extraños, que se pelean en la escuela, o que son tremendamente correctos en la escuela pero rebeldes en casa, etc. Y nos recuerda que los sentimientos intensos como enojo, miedo, ansiedad, están en la base de la mayoría de los problemas de conducta.

A través de un programa de varios pasos que va desde la conciencia de lo que los chicos sienten, pasando por la sintonía, empatía, expresión, generación de ideas de metas y soluciones, resolución, clarificación y soberanía, explica cómo a veces cambiando nuestra respuesta habitual podemos lograr cambios significativos en la resolución de un conflicto familiar. 

Una parte importante del libro está destinada a explicar este proceso y otra a describir emociones concretas como miedo, enojo, verguenza, angustia, sensibilidad extrema explicando en cada uno de los casos cuál sería la mejor forma de afrontarla, cuando nuestros hijos la manifiestan. 

Seitún nos recuerda que cada hijo, así como cada nuevo vínculo humano que generamos puede llevarnos a pequeñas crisis pero que nos conducirán a una más amplia integración de nuestras personas, con mejores recursos adaptativos.  La vida es un aprendizaje constante y la crianza de los hijos es un curso intensivo. “Capacitación emocional para la familia” sin duda es un buen manual para acompañar el proceso.


VIDEO

Les comparto aquí un video realizado con motivo de la presentación del libro.

Por Raquel Oberlander

Mamá, Lic. en comunicación y Fundadora del blog.

Seguí en a @raquelober

 Agregar Comentario

  • Obtener una nueva imagen
  •  
 Comentarios
  • elisa

    Agosto 20, 2013 13:39

    Gracias por recomendarlo, lo estoy leyendo. Herramienta muy positiva no sólo para educar a nuestros hijos, sino también para la superación personal.

 destacados
 autores