blog de mundobebe.com

Olvidó su contraseña?

18 de Diciembre de 2013

El poder de las palabras

  • 0
  • 3152
  • 1

Tengo muy mala memoria a largo plazo, por lo que soy una pésima compañera de  las reuniones de ex-alumnos, donde todos comparten anécdotas y recuerdos de los años escolares -y yo ni siquiera registro el nombre de las maestras. Por eso es sorprendente que recuerde algo que sucedió cuando estaba en 5to año.  Alguien vino a dar una conferencia a la clase  y en determinado momento preguntó: ¿Para qué sirve el lenguaje? Casi todos los niños dijimos cosas como: “para hablar, comunicarse, hacerse entender, vivir en sociedad”. Sin embargo esta persona dijo: NO.

el poder de las palabras 

El lenguaje sirve, antes que nada, para organizar los propios pensamientos. Las palabras transforman emociones y sentimientos en conceptos que pueden ser racionalizados y analizados, nos ayudan a entender lo que nos sucede y transforman nuestros deseos en proyectos que una vez nombrados pueden empezar a ponerse en marcha. Sin embargo, hoy pensaba que las palabras tienen una especie de efecto capicúa, porque al ser usadas en presencia de otro, provocan el efecto inverso. Es decir, transforman eso que fue racionalizado, otra vez en sentimiento y emociones. Porque aunque muchas veces no seamos conscientes de ello, las palabras generan odio, enojo, frustración, resentimiento o -según cuáles utilicemos- también amor, paz, serenidad, alegría, bienestar, alivio.

Diciembre es un buen mes para hablar del poder de las palabras.  Ese que cuando nos movemos a velocidad crucero empujados por rutinas, obligaciones y demandas muchas veces desmedidas solemos pasar por alto, hasta que un buen amigo nos lo hace recordar.
Como me sucedió hace unos días cuando alguien me dijo:
Mirá, tengo en mi billetera guardada la tarjetita que me diste cuando cumplí años al poco tiempo de conocernos -(unos 5 años atrás)”.  Simplemente decía “Gracias por traer tanta buena onda a este lugar”. Pero evidentemente  esas pocas palabras fueron suficiente para hacer sentir al otro querido, reconocido, mirado, algo que todos precisamos casi casi como el aire que respiramos y seguro más que cualquier producto que nos tenga desvelados por estos días.

Por eso en este mes de diciembre simplemente quiero proponerte usar las palabras para decirle a alguien cada día  qué bueno es que sus vidas se hayan cruzado en este momento y en este lugar.




Publicado oroginalmente como editorial de revista Ser Familia, publicado el 17/12/2013 

Imagen tomada de: 
http://www.beatpsicologia.com/blog/wp-content/uploads/2013/04/Secretos.jpg 

Por Raquel Oberlander

Mamá, Lic. en comunicación y Fundadora del blog.

Seguí en a @raquelober

 Agregar Comentario

  • Obtener una nueva imagen
  •  
 destacados
 autores